HISTORIA DEL BINGO


La mayoría de las fuentes sobre el orígen del Bingo dicen que fue en Italia, a principios del siglo XVI, donde el juego que hoy conocemos como Bingo nació.

Incluso Wikipedia coincide con este dato y aporta el año 1530 como el de su nacimiento. Más allá de esa exactitud importa la época general para hacernos una idea de sus comienzos.

Italia, parece ser, además de haber sido el lugar de nacimiento de la ópera en los mismos años, dio al mundo uno de los juegos de azar más populares. Incluso el nombre, que según Wikipedia era Il Giuoco del Lotto d’Italia se mantiene en algunas variaciones del Bingo, porque en los sitios de juegos online encontraremos muchas veces el Lotto.

Varios textos sobre la historia del Bingo aclaran además,que el juego se sigue jugando hasta hoy en Italia. No hay duda que algunas cosas no cambian incluso a través de los siglos.

El Bingo se fue popularizando por Europa, primero a Francia, lo que no es de extrañar dado que son países vecinos, aunque desde luego el mapa geográfico fuera otro en esas épocas.

En 1800 ya había alcanzado enorme popularidad. Los alemanes, por ejemplo, lo usaban en el siglo XIX con fines didácticos. Los niños aprendían operaciones con números e incluso escritura básica jugando al Bingo.

En Estados Unidos, la popularidad del Bingo empieza en la década de 1920, de modo que que apenas estará por cumplir cien años en el “nuevo mundo”. Bastante más joven de lo que es en Europa.

Así, este juego se usó primero en ferias ambulantes y ganó popularidad de a poco. El lugar que aparece como los primeros en donde se conoció el Bingo en Estados Unidos es Pennsylvania.

Por esos años, un sacerdote se le ocurrió usar al Bingo como juego para juntar fondos y apoyar a las iglesias, lo que lo convirtió en uno de los principales métodos para ese fin.

A partir de allí, la evolución no se detuvo y una vez que el juego se hizo conocido en Nueva York, fue suficiente para extenderlo por todo el país y el continente.

Hoy el Bingo es un juego que conoce todo el mundo sin excepción. Los casinos online ofrecen muchas variaciones y diseños del juego, lo que lo hace todavía más divertido.